Informa.es utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia de navegación y recabar datos anónimos de navegación con finalidades analíticas y estadísticas. Al continuar su navegación entendemos que acepta su uso conforme a nuestra Política de Cookies Cerrar

El mercado de yogur y postres lácteos inicia una suave recuperación

25 de Octubre de 2016

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el valor del mercado de yogur y postres lácteos registró un aumento del 0,3% en 2015, hasta los 1.860 millones de euros, en un contexto de leve incremento del volumen de consumo y ligera caída de los precios. Esta evolución supuso una mejora respecto a la registrada en el año anterior, en el que retrocedió un 1,9%.

El segmento de postres lácteos mostró un mejor comportamiento, al alcanzar la cifra de negocio de 440 millones de euros, un 2,3% más que en 2014. Por su parte, el valor del mercado de yogur se redujo un 0,4%, situándose en 1.420 millones de euros.

En el año 2015 tuvo lugar una recuperación de las exportaciones, que crecieron un 6,6%, alcanzando los 130 millones de euros. Por el contrario, el valor de las importaciones registró un sensible descenso, del 16,9%, hasta los 226 millones de euros.

Portugal se consolidó como el principal destino de las ventas al exterior, reuniendo el 77% del total exportado en 2015. Por su parte, el 58% de las importaciones provinieron de Francia.

Las previsiones para el bienio 2016-2017 apuntan a un suave crecimiento del valor del mercado, que crecerá alrededor de un 1% anual, aproximándose a los 1.900 millones de euros. El segmento de postres lácteos continuará mostrando una evolución más favorable que el conjunto del mercado. No obstante, el lanzamiento de nuevas variedades con efectos saludables y de nuevos formatos impulsará también el mercado de yogur.

El sector se encuentra formado por alrededor de 50 empresas, que en 2015 generaban un volumen de empleo de unos 3.400 trabajadores, resultando una plantilla media cercana a los 70 trabajadores por empresa.

La oferta presenta un alto grado de concentración, de manera que las cinco primeras empresas reunieron en 2015 una participación conjunta sobre el valor total del mercado del 76%, porcentaje que se situó en el 86% al considerar a las diez primeras.