Informa.es utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia de navegación y recabar datos anónimos de navegación con finalidades analíticas y estadísticas. Al continuar su navegación entendemos que acepta su uso conforme a nuestra Política de Cookies Cerrar

El retraso en los pagos de las empresas españolas sigue recortándose frente al resto de países europeos

28 de Octubre de 2016

La diferencia en el retraso medio en los pagos de las empresas españolas y europeas entre julio y septiembre del 2016, 0,84 días, es, por tercera vez consecutiva, favorable para las empresas españolas, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas en Europarealizado por INFORMA D&B. En el trimestre anterior la diferencia arrojaba un saldo positivo para las compañías de nuestro país de 0,25 días. La mayor diferencia se registró durante el último trimestre de 2011, cuando la media española era 8,60 días superior.

El retraso medio en los pagos de las empresas europeas durante el tercer trimestre de 2016, 13,72 días, es similar al del trimestre anterior, y se sitúa 1,04 días por debajo al de hace un año.

España, con 12,88 días de retraso medio entre julio y septiembre, reduce sus números en mayor medida tanto respecto al segundo trimestre, 0,59 días, como frente a hace un año, 3,47 días menos, el mayor descenso registrado en Europa.

Según Nathalie Gianese, Directora de Estudios de Informa D&B, “el retraso medio en los pagos de las empresas españolas es por tercera vez consecutiva inferior a la media europea, incrementando la diferencia trimestre a trimestre y posicionándose por primera vez por debajo del de las empresas francesas”.

Portugal, con 26,82 días de retraso medio, es el país con peor comportamiento aunque recorta sus cifras desde hace un año en 2,59 días. Italia es el segundo, con 18,81 días de demora, 1,08 menos que en el tercer trimestre de 2015. Le sigue Irlanda con una media de 17,58 días, un incremento de 1,30 días. Reino Unido también supera la media europea, con 16,00 días, aunque disminuye sus datos en 2,30 días en un año.

Por debajo del promedio europeo se sitúan: Francia, que reduce su retraso en 0,30 días desde hace un año para quedar en 12,94; Bélgica, que se mantiene prácticamente igual, 12,40 días frente a los 12,41 de hace un año, y los Países Bajos, que recortan 1,15 días para cerrar el tercer trimestre con una demora media de 7,29 días.

Alemania es el país donde menos se retrasan las empresas, 6,59 días, algo más que el trimestre anterior, 0,36 días, incrementando también sus cifras desde hace un año en 0,33 días.

La diferencia entre el país que peor paga, Portugal, y el que mejor se comporta, Alemania, crece en este tercer trimestre hasta 20,23 días, mientras que era de 19,51 entre abril y junio.