Informa.es utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia de navegación y recabar datos anónimos de navegación con finalidades analíticas y estadísticas. Al continuar su navegación entendemos que acepta su uso conforme a nuestra Política de Cookies Cerrar

El servicio delivery impulsa el crecimiento del mercado de comida rápida

18 de Abril de 2017

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el mercado de comida rápida y a domicilio registró en 2016 una evolución positiva, en un contexto de crecimiento del consumo privado y apertura de establecimientos. Así, el valor total de las ventas alcanzó los 3.135 millones de euros, un 5,9% más que en el ejercicio anterior.

El servicio delivery ha aumentado su penetración en los últimos años gracias a la creciente incorporación de este servicio por parte de algunas de las principales cadenas, pasando a representar en 2016 el 12% de las ventas totales. Así, las ventas a domicilio crecieron un 11,8% en el último año, hasta los 380 millones de euros. Las ventas en mostrador se cifraron en 2.755 millones de euros (+5,2%).

Las hamburgueserías siguen representando de forma destacada la mayor parte del mercado, con unas ventas de 1.655 millones de euros, lo que supuso un 5% más que en 2015. Un crecimiento similar registraron las cadenas de bocadillerías, cuyas ventas se situaron en 570 millones de euros, mientras que el grupo de otros establecimientos creció un 6% (345 millones).

Las cadenas de pizzerías mostraron el comportamiento más dinámico, con una variación del 9,3% y un valor de 565 millones de euros. Este segmento estuvo impulsado por la apertura de establecimientos por parte de las principales cadenas y por la positiva evolución del servicio delivery.

En los próximos años el mercado mantendrá la tendencia de crecimiento, aunque se prevén tasas de variación ligeramente inferiores a las de 2016, de manera que crecerá a un ritmo anual de entre el 4% y el 5% en el bienio 2017-2018.

El número de establecimientos de comida rápida y a domicilio se situó en 4.730 al cierre de 2016, lo que supuso un incremento neto de 175 locales. Destaca el peso de los locales franquiciados (74,4%) frente a los propios (25,6%). Por su parte, las hamburgueserías y pizzerías acaparan la mayor parte de la oferta, con más de 1.300 establecimientos en cada caso, mientras que las bocadillerías reunieron 1.180 en 2016 y el grupo de otros establecimientos 890.

En el sector se aprecia una alta concentración en las principales enseñas, de manera que las cinco primeras cadenas reunieron en 2016 el 72% del mercado total y el 52% de los locales.

undefined