Informa.es utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia de navegación y recabar datos anónimos de navegación con finalidades analíticas y estadísticas. Al continuar su navegación entendemos que acepta su uso conforme a nuestra Política de Cookies Cerrar

España no recupera el ritmo de creación de empresas anterior a la crisis económica

7 de Noviembre de 2018

INFORMA ha realizado un estudio comparativo de los principales indicadores de demografía empresarial durante los últimos 10 años en España y los países con los que tiene más relaciones comerciales Alemania, Francia, Italia y Portugal, para evaluar su dinamismo empresarial entre 2007 y 2017.  

Las cifras de creación de empresas se han incrementado en Francia, Alemania, y Portugal en este periodo, mientras que España e Italia no recuperan las cifras anteriores a la crisis: 

En España el número de constituciones ha disminuido un 34 % respecto a 2007. Si en ese año el número de constituciones llegaba en nuestro país a 145.337, en 2017 se queda en 95.210, siendo el único de los países estudiados que no crece entre 2016 y 2017. También es el país en el que la crisis tuvo un mayor impacto, con descensos superiores al 25 % en 2008 y 2009. 

En Italia el número de nuevas empresas desciende un 11 % respecto a 2017, aunque alcanza 135.303, mostrando incrementos continuados desde 2013.  

Alemania, Francia y Portugal mejoran sus cifras respecto a 2007, un 35 %, un 20 % y un 11 % respectivamente, si bien sus cifras totales son muy diferentes. A finales de 2017 Francia registraba 193.240 nuevas empresas, Alemania 133.813 y Portugal 38.509. 

Según Nathalie Gianese, Directora de Estudios de INFORMA D&B: “España no ha recuperado los niveles de creación de empresas anteriores a la crisis, situándose en 2017 un 34 % por debajo del 2007, mientras que otras economías europeas, como Alemania, Francia y Portugal, ya crean más sociedades que hace 10 años”. 

En la década analizada, los datos de concursos empresariales han crecido en los países analizados, con la excepción de Alemania donde bajan un 31 % (dato que unido al incremento en las constituciones nos muestra la buena salud de la economía de ese país).  

Por el contrario, España presenta el mayor incremento en el número de procesos concursales, pasando de 1.000 a 3.951, casi 4 veces más, aunque acumula cuatro años de descensos desde la cifra récord de 2013, cuando se alcanzaron 8.879.  

Francia es el país que registra un mayor número concursos, 45.448, un 32 % de incremento desde 2007, aunque con una tendencia al recorte desde 2015. Italia también duplica el número de procesos en este periodo, pero mantiene un descenso desde 2014, y en Portugal crecen un 29 %, con una caída sostenida desde 2012. 

España tiene la tasa de concursalidad más baja, un 0,22 %, lo que indica que los concursos son poco utilizados por las empresas. Según Gianese “la tasa de concursalidad en España no es acorde con el tamaño de su economía y no refleja la situación real de las empresas”.  

En Italia la tasa de concursalidad llega al 0,4 %, en Portugal casi al 1 % y Francia y Alemania están alrededor del 2 %. Las tasas de concursalidad varían notablemente de un país a otro, principalmente por la organización del sistema concursal.  

Si medimos el dinamismo empresarial por la tasa de creaciones, las más altas en 2017 fueron para Alemania, 12 %, Portugal, 10 % y Francia, 9 %, mientras que España e Italia se quedan en el 5 %.